¿Cómo gestionar de forma sostenible el agua en el campo?

, , ,
gestion sostenible agua

En la actualidad, la sostenibilidad y el ecologismo tienen una gran influencia en la agricultura, especialmente en la gestión sostenible del agua. Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de la gestión sostenible del agua y cómo beneficia a los cultivos? En este artículo respondemos a esta pregunta y te indicamos algunas técnicas y sistemas para lograr este objetivo.

¿A qué se le denomina gestión sostenible del agua?

La gestión sostenible del agua es la organización de los recursos hídricos para usarlos según los principios de sostenibilidad. En lugar de consumir el agua sin mayores criterios, se opta por una meticulosa planificación para el abastecimiento.

El objetivo fundamental es utilizar el agua para satisfacer de forma puntual las distintas necesidades de la sociedad. Además, el suministro de los recursos hídricos debe efectuarse con un reducido impacto medioambiental y desperdiciando el mínimo de agua posible.

Algunas de las principales necesidades que se satisfacen con esta práctica sostenible son:

• El suministro de agua potable
• Las obras de saneamiento
• El riego de zonas verdes
• El riego de cultivos

Recordemos que la gestión sostenible del agua no es un proceso aislado. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA), en su investigación Lucha Contra la Contaminación Agrícola de los Recursos Hídricos, señala que esta práctica pertenece al desarrollo agrícola sostenible. Aquí se engloban los métodos, técnicas y actividades viables que se integran para proteger el ecosistema.

Gestión sostenible del agua en el campo

Hoy, el sector agrícola aplica diversas estrategias para mejorar su eficiencia hídrica. Estos procedimientos deben seguir lineamientos sostenibles. No olvidemos que la agricultura es uno de los principales contaminantes de los recursos hídricos, según estudios de la ONUAA.

En su artículo Escasez de agua: Uno de los mayores retos de nuestro tiempo, la ONUAA resalta que la agricultura sin sostenibilidad genera gran escasez de agua. El uso indiscriminado del agua para los regadíos es uno de los factores cruciales en estos problemas de escasez.

Estas malas prácticas causan el desaprovechamiento de los recursos hídricos para las plantaciones. Asimismo, influyen de forma negativa en la productividad de los cultivos que requieren de un riego adecuado para desarrollarse sin complicaciones.

En el presente, la mayoría de agricultores y empresas agrícolas están capacitadas para aplicar diferentes técnicas para gestionar el agua del campo con sostenibilidad. Además, cada vez es más común el implemento de sistemas inteligentes para controlar las diversas fases del riego.

Técnicas y sistemas para la gestión sostenible del agua en el campo

Para cumplir con los lineamientos de sostenibilidad, el sector agrícola apuesta por múltiples técnicas y sistemas que favorecen la administración del agua de forma sostenible. Algunos mecanismos son sencillos, pero bastante funcionales. Otros, en cambio, requieren de mayores conocimientos tecnológicos.

Riego por goteo

Por otro lado, el riego por goteo es uno de los sistemas de regadío que contribuyen a la sostenibilidad. El riego por goteo es el sistema de riego más eficiente y con un manejo adecuado se logra no desperdiciar el agua en ningún momento.

Tuberías con goteros autocompensantes como el Dripnet PC® aportan una máxima precisión y uniformidad en el riego por goteo.

Monitorización de la humedad del suelo

La instalación de sondas de humedad de suelo nos permite saber qué ocurre en el suelo cuando regamos, qué cantidad de agua disponible tenemos y a qué profundidad, y cuál es el patrón de absorción de las raíces según el estado fenológico del cultivo.

Con esta información podremos planificar los riegos de forma precisa, ajustando las dosis de riego, los tiempos y la frecuencia de riego a los requerimientos del cultivo, realizando un uso sostenible del agua y de los fertilizantes en el caso que usemos la técnica de fertirrigación.

Gestión eficiente de canales

Aumentar la eficiencia en cualquier sistema de transporte y distribución de agua es primordial. Los volúmenes de agua transportados mediante canales son tan grandes, que cualquier porcentaje de mejora en la eficiencia debe ser tenido en cuenta sin ninguna duda. En la mayoría de los casos, en los canales se toman como referencia los niveles, sin datos precisos de caudales o sin poder adaptar la demanda con el suministro.

Para gestionar de forma óptima el transporte de agua mediante canales una gran ayuda es conocer con precisión los caudales transportados y suministrados en distintos puntos. Esto nos permitirá analizar las pérdidas para poder realizar acciones de mejor en aquellos puntos que lo necesiten.

La instalación de compuertas con caudalímetro, que permitan regular el caudal entregado con precisión y según diferentes consignas, es una herramienta que aumenta la eficiencia en el transporte de agua por canal.

Sin duda, la gestión del agua en el campo debe ceñirse a la sostenibilidad. Y hoy es posible practicar una agricultura responsable con el medio ambiente. Si te interesa saber más sobre las nuevas tecnologías de riego y cultivo, en Regaber te invitamos a leer nuestro blog o ponerte en contacto con nosotros.