Regaber®, líder en riego localizado, ha presentado en la Asociación Valenciana de Agricultores los últimos avances en sistemas de goteo de bajo caudal, que precisan baja presión para funcionar con eficacia y, por tanto, tienen pocas exigencias en consumo de energía o incluso ninguna, aprovechando desniveles naturales.

La última novedad es la de filtros autolimpiantes que funcionan con sólo una presión mínima de atmósfera y media (15 metros de columna de agua), fáciles de montar y gobernados por elementos de control hidráulico, sin aporte de energía externa para la función de autolimpieza. Particularmente novedoso es el filtro Sigma, de la israelí Amiad®.

 

1502Regaber FiltrosAutolimpiantes Sigma 01

 

La tendencia actual es la de redes de riego a goteo que utilicen el mínimo posible de energía. Los primeros pasos fueron con goteros capaces de gran uniformidad con poca presión (menos de media atmósfera) y sin obturarse en tales condiciones, y ahí dio la respuesta Netafim® con su nueva generación de RAM. A continuación hacían falta filtros que dieran respuesta clara en la misma dirección. Y lo último es prestar mayor atención a la conservación del agua utilizada de balsas y canales, evitando las algas para que la filtración sea más eficaz.

Fuente: Las Provincias