El riego es una de las técnicas productivas más importantes en el cultivo del aguacate, al tratarse de un cultivo originario de regiones húmedas tropicales y subtropicales.

En Regaber estamos probando diferentes sistemas y caudales de riego, para conocer la respuesta del aguacate a nivel productivo.

Al tratarse de un árbol con un sistema radicular muy superficial, la utilización de caudales bajos, mediante los que podemos mantener la humedad en las primeras capas del suelo, ha dado como resultado un aumento considerable en la producción, respecto a otros caudales y sistemas de riego.

Evitar el estrés hídrico, manteniendo una gestión óptima del riego, ayuda también en la reducción de la caída de frutos. Para el manejo del riego nos hemos ayudado de sondas de humedad en el suelo, para monitorizar el comportamiento de las raíces en la absorción del agua y asegurarnos de no aportar agua más allá de donde las raíces la están aprovechando.

 

Cultivos relacionados: