Cultivos

Lechuga

Riego

El riego es el factor limitante del cultivo de la lechuga. Un déficit de agua supone la parada vegetativa, necrosis en los bordes y un aumento de la incidencia de botrytis. En definitiva, una disminución brusca del rendimiento. Por el contrario, un riego excesivo puede llegar a producir asfixia radicular y una bajada considerable del peso de cogollo.

RegaberCultivos Lechuga 01

Por su sistema radicular reducido en comparación con la parte aérea, la lechuga es un cultivo muy sensible a periodos de sequía por breves que estos sean. Lo ideal son riegos cortos y frecuentes que no encharquen el suelo. El suelo es importante que este seco para evitar problemas de podredumbres de cuello.

El mejor sistema de riego para la lechuga es el riego por goteo, ya que permite una humedad constante en el bulbo y disminuye las incidencias de las enfermedades anteriormente citadas. Existen otros tipos de riego que actualmente se usan en este cultivo, pero cada vez están más en desuso, como por ejemplo el riego por gravedad, por surcos, por aspersión...

RegaberCultivos Lechuga 02

Por ello, recomendamos la instalación de DripNET® con sistema Efitech® de ultra bajo caudal 0,4 - 0,6 l/h con separaciones de 30 a 50 cm (según características del terreno). El diseño más adecuado será el que permita que todas las plantas de un mismo cepellón mantengan el mismo contenido de humedad.

Durante la primera semana de cultivo se recomiendan riegos de 1 a 2 l/m para evitar que se resequen los cepellones. Después, hasta el estado de 16 - 18 hojas, se darán dosis de 4 a 8 l/m2 y durante el final del cultivo se debe aumentar la dosis de 8 a 20 l/m2.

Más información

Cultivo
La lechuga se cultiva a nivel mundial. Se caracteriza por su gran contenido de agua y su bajo poder calórico. Pese a ello es rica en vitamina A, C, E, B1, B2, B3 y minerales tales como el fósforo, hierro, calcio, potasio, etc. Es una hortaliza que se consume en fresco, componente primordial de los preparados de IV gama.

Las variedades más conocidas de lechuga son: Iceberg, Romana, Trocadero o Mantecosa, Hoja de roble y Lollo Rossa.

Clima
La temperatura óptima de germinación oscila entre 18-20ºC. Durante la fase de crecimiento del cultivo se requieren temperaturas entre 14-18ºC por el día y 5-8ºC por la noche, pues la lechuga exige que haya diferencia de temperaturas entre el día y la noche. Durante el acogollado se requieren temperaturas en torno a los 12ºC por el día y 3-5ºC por la noche.

Este cultivo soporta peor las temperaturas elevadas que las bajas, ya que como temperatura máxima puede soportar hasta los 30 ºC y como mínima temperaturas de hasta –6 ºC.
Cuando la lechuga soporta temperaturas bajas durante algún tiempo, sus hojas toman una coloración rojiza, que se puede confundir con alguna carencia. 

RegaberCultivos Lechuga 03

Siembra / Plantación
La plantación es recomendable en caballones de unos 25 cm de altura para evitar el contacto directo con la humedad, disminuyendo el riesgo de ataques por hongos. El cepellón debe quedarse a nivel de suelo para que no se sequen las raíces. Durante los meses invernales es conveniente el acolchado del cultivo con láminas de polietileno negro o trasparente. La densidad de plantación depende de la variedad, desde 6 plantas/men el caso de la lechuga romana hasta 13 plantas/mque puede tolerar la lechuga tipo “baby”. La separación entre plantas es recomendable de unos 30 cm, realizando un aclareo si fuera necesario.

Suelo
La lechuga vegeta bien en suelos diversos pero prefiere terrenos francos y frescos que no se encharquen y elevado contenido de materia orgánica. No resiste la acidez, por lo que prefiere suelos ligeramente alcalinos.

Copyright © 2017 Riegos Iberia Regaber, S.A. Todos los derechos reservados.SGS ISO-14001 TPL SGS ISO-9001 TPL
Aviso legal
 |  Política de cookies  |  Tesubi, Agencia de Marketing Online